Cómo utilizar la acetona para mejorar tus impresiones en 3D con ABS 5/5 (1)

Usar acetona para suavizar tus impresiones en 3D

El modelado por deposición fundida (FDM) puede ser la forma más fácil y barata de acceder a la impresión en 3D, pero no está exenta de limitaciones. Puede llevar mucho tiempo terminar una impresión con FDM, y es casi imposible imprimir diseños con detalles muy finos. Debido al proceso de tendido de filamentos fundidos capa por capa, las impresiones FDM también salen naturalmente con líneas de capa. Estas imperfecciones son simplemente inaceptables para un trabajo de calidad profesional.

La acetona normalmente disminuye la apariencia de las líneas de impresión y también se puede utilizar para fusionar las piezas.

Si está trabajando con ABS, la buena noticia es que puedes alisar fácilmente tu impresión final con un solo ingrediente de fácil acceso: la acetona. ¿Por qué la acetona es la única adecuada para el ABS? ¿Cuál es el proceso para suavizar las impresiones ABS con acetona?

¿Cómo se imprimen las impresiones en ABS lisas con acetona?

Si pones un trozo de filamento de ABS en un recipiente de acetona y le das una buena sacudida, verás que el filamento desaparece después de unos segundos. Esto se debe a que el ABS, un plástico derivado del petróleo, es altamente soluble en un solvente orgánico como la acetona. Otros filamentos derivados del petróleo, como HIPS, ASA y policarbonato, también son solubles en acetona.

Como nota al margen, disolver copiosas cantidades de filamento ABS en acetona es la forma de hacer tu propio pegamento ABS. Este es uno de los métodos más fiables para mejorar la adherencia del lecho cuando se imprime con un filamento de ABS.

¿Cómo influye la solubilidad del ABS en la acetona en el proceso de alisamiento? Esto significa que, al exponer la superficie de las impresiones en bruto de ABS a la acetona, se pueden “fundir” imperfecciones menores, lo que idealmente debería dar como resultado una superficie perfectamente lisa.

¿Qué es un baño de vapor de acetona?

Incluso si no has hecho un baño de vapor de acetona antes, es probable que hayas escuchado el término en comunidades de impresión en 3D y blogs. Un baño de vapor es la forma más común de utilizar la acetona para suavizar las impresiones en ABS debido a la facilidad con la que se puede hacer y a la calidad de sus resultados. Implica convertir una porción de acetona líquida en vapor y exponer la impresión de tu ABS a estos vapores.

Esto resulta en una disolución muy lenta y controlada de la superficie exterior de la impresión, alisando la superficie sin que se pierdan detalles. Dado que el material ABS se disuelve por el vapor, incluso los rincones más pequeños de la impresión se suavizan. El vapor de acetona también cubre toda la impresión de ABS, lo que significa que la impresión se alisará uniformemente en todo momento.

Afortunadamente, la acetona tiene un punto de ebullición muy bajo y se convierte fácilmente en vapor incluso a temperatura ambiente. Esto hace que el proceso de dar a tu impresión ABS un baño de vapor de acetona sea relativamente sencillo. No necesitarás ningún equipo de lujo para esto, seguro que encuentras todo lo que necesita en casa o en una tienda de tu barrio.

La acetona también tiene la ventaja de ser un producto químico barato y fácilmente disponible. Es popularmente conocido como removedor de esmalte de uñas y también es ampliamente utilizado como agente de limpieza para laboratorios industriales. Lo puedes encontrar en cualquier tienda droguería o incluso en supermercados.

Lo que necesitas para alisar tu impresión de ABS usando acetona

Alisar la impresión ABS con un baño de vapor de acetona es un proceso muy sencillo. Aparte de la acetona en sí, probablemente no necesitarás comprar ninguna otra pieza de equipo. Para prepararte, sólo tienes que tener esta lista de artículos:

  • Una botella de acetona al 99,5%.
  • Una pequeña plataforma metálica, lo suficientemente grande como para soportar tu impresión
  • Un vaso lo suficientemente grande para contener tu impresión
  • Una bandeja no plástica poco profunda que es más ancha que la boca del vaso.
  • Toallas de papel
  • Un temporizador

Esta lista de artículos sólo funcionará si tienes una impresión de ABS lo suficientemente pequeña para caber dentro de un vaso. Si tienes una impresión más grande, tendrás que ampliar todo tu equipo. Necesitarás un recipiente transparente para que puedas mantener un ojo en tu impresión mientras el vapor de acetona hace su trabajo. Ten en cuenta que no debes utilizar ningún material plástico durante este proceso, ya que la acetona podría disolverse a través de él.

Una guía paso a paso para alisar y suavizar tu impresión de ABS usando acetona

  • Coloca la plataforma metálica en el centro de la bandeja y pon la impresión ABS sobre ella. Asegúrate de que todo esté estable.
  • Rellena el fondo del vaso con una toalla de papel. Usa suficientes toallas de papel para que el ajuste sea cómodo y para que las toallas de papel no se caigan al voltear el vaso.
  • En este punto, puedes intentar girar el vaso sobre la impresión del ABS. Esto es para asegurarte de que la toalla de papel no entre en contacto directo con la impresión. Si lo hace, es posible que necesites un cristal más alto o una plataforma metálica más corta. Repite el proceso hasta que salga bien.
  • Vierte acetona en la toalla de papel en el fondo del vaso. Vierte lo justo para que la toalla de papel se moje completamente, pero no tanto como para que se moje. Voltea el vaso sobre la bandeja de plástico, cubriendo completamente la impresión en ABS y la plataforma metálica.
  • En este punto, la acetona de la toalla de papel ya se está convirtiendo lentamente en vapor. El vapor de acetona es más ligero que el aire, por lo que el espacio dentro del vaso se llenará lentamente con acetona de arriba hacia abajo. Dale tiempo al aire para que escape por la parte inferior del vidrio, unos 10 minutos bastarán.
  • Después de unos 10 minutos, cubre el fondo del vaso con toallas de papel que hayan sido empapadas con agua. Esto evita que el vapor de acetona dentro del vidrio se escape.
  • Pon en marcha el temporizador. Dependiendo del tamaño y de la superficie de tu impresión, el tiempo que toma obtener una superficie perfectamente lisa usando un baño de vapor de acetona puede variar. Esto puede tardar entre 15 minutos y una hora. Para asegurarte de no exagerar, verifica tu impresión cada 10 minutos.
  • Este es importante: tendrás que quitar tu impresión del baño de vapor tan pronto como pienses que está a medio hacer. Puede ser difícil identificar este punto si es la primera vez que haces un baño de vapor de acetona, pero mejorarás mientras más lo haga. El mejor consejo que podemos darte es que detengas el baño de vapor tan pronto como notes que se está desarrollando un brillo en la superficie de la impresión.
  • Deja la impresión a un lado en un área bien ventilada y libre de polvo. En este punto, la superficie de la impresión ABS sigue siendo blanda, ya que todavía tiene algo de acetona. El proceso de alisado continuará hasta que toda la acetona de la superficie de la impresión se haya secado. Todo el proceso de eliminación de la acetona puede tardar desde varias horas hasta unos pocos días en completarse. Todo lo que necesitas, en este momento, es un poco de paciencia.

Algunos consejos para un baño de vapor de acetona

1. Escoge un área bien ventilada

La acetona se convierte en vapor tan pronto como se abre la botella. A lo largo de todo el proceso de dar a tu impresión ABS un baño de vapor de acetona, probablemente terminarás con una gran cantidad de vapor de acetona arremolinándose a tu alrededor. Aunque inhalar acetona en pequeñas cantidades es bastante inofensivo, sigue siendo un gas que puede inflamarse fácilmente. Cuando trabajes con acetona, hazlo en un área bien ventilada.

2. Usa guantes y gafas protectoras cuando manipules acetona

Aunque la acetona se usa comúnmente en los hogares como removedor de esmalte de uñas, tenerla en la piel podría causar picazón e irritación. Tampoco querrás que ningún vapor de acetona acabe en tus ojos, ya que podría causar una sensación de ardor. Antes de abrir tu botella de acetona y verterla en las toallas de papel, asegúrate de usar guantes y gafas protectoras. Sí, la acetona puede no ser una sustancia química altamente tóxica, pero no hay razón para no protegerse.

3. Utiliza un buen filamento de ABS

Este consejo tiene más que ver con la calidad de tu producto terminado: asegúrate de comprar y utilizar un filamento ABS de alta calidad. Los filamentos baratos pueden contener aditivos hechos de otros plásticos que pueden no reaccionar con la acetona como lo hace el ABS puro. El signo revelador de la mala calidad de los filamentos de ABS es una superficie marcada por la viruela cuando se trata con un baño de vapor de acetona. Asegúrate de que todo su trabajo duro no se desperdicie, y sólo compra tus filamentos de ABS de marcas de renombre y confianza.

Tratamiento de piezas impresas en 3D de ABS con vapores de acetona

Conclusión

La capacidad de perfeccionar las impresiones en 3D utilizando métodos de alisado y acabado es una de las cosas que separa a los profesionales de la impresión en 3D de los aficionados. Suavizar las impresiones ABS utilizando un baño de vapor de acetona es una de las formas más fáciles de empezar: no requiere mucha habilidad, apenas necesita trabajo manual y tiene mucho margen de error. Puede llevar algunos intentos antes de que puedas obtener resultados perfectos, pero esto no es ciencia complicada, estamos seguros de que puedes hacerlo perfectamente.

 

Califique esto

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Shares