Un mini robot de telepresencia de cartón puede ser controlado por videollamadas

Aunque no es una visión particularmente habitual, los robots sobre ruedas con pantallas tipo tabletas que permiten a las personas estar en dos lugares a la vez han existido desde hace tiempo. Pero, por útiles que sean, pueden ser prohibitivamente caros. La Smartipresence reduce el precio de la entrada al mundo de la telepresencia usando los omnipresentes smartphone y el cartón.

Lanzado por The Crafty Robot y diseñado por Ross Atkin, el proyecto Smartipresence es actualmente objeto de una campaña Kickstarter para financiar su producción. Se basa en una plataforma robótica de cartón impulsada por una aplicación móvil y vendrá como un kit que comprende piezas de cartón y electrónica reutilizable, y aprovecha los usos de las videocomunicaciones del teléfono inteligente de un usuario.

“Es horrible no poder visitar a los seres queridos en este momento y quería hacer algo para ayudar”, dijo Atkin. “Pensé que la telepresencia podría ser útil, pero no los robots diseñados para entornos corporativos que cuestan miles de dolares. Me di cuenta de que el kit de Smartibot ya tenía la mayoría de las partes que necesitarías para hacer un robot de telepresencia realmente accesible que funcionara en los hogares de las personas. Así que diseñé las partes de cartón extra para hacer la experiencia lo mejor posible, y trabajé con Altrubots para armar el software. Ha resultado genial. No es tan bueno como estar en algún lugar, pero es mucho mejor que una videollamada”.

Smartipresence móvil - Un mini robot de telepresencia de cartón puede ser controlado por videollamadas

Una vez montado, se instala un smartphone en la cuna de espera del pequeño robot de telepresencia alimentado por baterías, y luego se registra en línea en el servicio de Smartipresence – se incluyen 10 horas de uso. Los usuarios pueden enviar a sus amigos y familiares un enlace a una página web especial y, durante el consiguiente vídeo chat, los seres queridos del otro extremo pueden controlar los movimientos del robot utilizando los controles de la página piloto, e incluso pueden inclinar la pantalla del teléfono hacia arriba o hacia abajo.

Los usuarios pueden evitar la construcción del kit de cartón y hackear los juguetes a pilas, los vehículos controlados por radio, etc., para crear su propio robot de telepresencia.

Es una idea genial que podría añadir algo extra a los videochats con la familia y los amigos durante el actual aislamiento de la pandemia y más allá. El Kickstarter funciona hasta el 3 de septiembre, y las promesas de contribuciones empiezan en unos 62 dólares. Si todo sale bien, se estima que el envío comenzará en octubre. El vídeo que aparece a continuación tiene más información.

Enlace a la web del Robot

Pin It on Pinterest

Shares