RoboSoccer utiliza robots para jugar al fútbol Aún no hay puntuaciones.

Un futbolín donde solo juegan robots

Las mesas de futbolín son un algo común en las startups tecnológicas de moda, a pesar de que en realidad son dispositivos de muy baja tecnología. Por eso lo que os traemos hoy, RoboSoccer podría ser más apropiado, ya que es un intento de salvar la brecha entre el juego físico y el digital.

Inventado por el empresario polaco Vadym Melnyk, la versión básica de RoboSoccer consiste en un mini campo de fútbol plegable, junto con dos robots omnidireccionales y dos unidades de control remoto Bluetooth.

futbolin de robots

 

Hasta seis robots pueden estar en el campo al mismo tiempo, con los dos equipos diferenciados por LEDs de colores ajustables en la parte superior de cada bot. Además, si los jugadores desean renunciar a los mandos a distancia, pueden utilizar una aplicación iOS/Android en sus smartphones.

Los robots recogen la pelota con un imán en la nariz, también conocido como cañón. Una vez que han evitado a los robots rivales y han llegado a la meta del otro equipo, lanzan el balón a la red.

características de robosoccer

La trayectoria de la bola se determina de antemano levantando o bajando el cañón, después de lo cual el disparo se realiza a través de un pequeño poste que dispara desde el cañón, soltando la bola del imán y enviándola por el aire. Los LEDs multicolores incorporados en las porterías parpadean cada vez que la bola entra con éxito.

Cada robot está alimentado por dos baterías de iones de litio extraíbles de 1.200 mAh, que, según se informa, deberían poder utilizarse durante cuatro horas por cada carga USB.

Si está interesado, RoboSoccer es actualmente objeto de una campaña Kickstarter. Un compromiso de 99 dólares te dará una configuración básica, cuando y si llega a la producción. El precio al consumidor final esta pensado en 249 USD.

El juego se demuestra en el siguiente video.

Enlace al proyecto en Kickstarter.

Califique esto

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Shares