Imprimen en 3D un cuarto de baño en un solo día Aún no hay puntuaciones.

La tecnología de impresión 3D está llamada a tener un impacto real en el mundo de la construcción. Ya están en marcha los planes para el primer barrio impreso en 3D del mundo, mientras que ya hemos visto cómo pueden ser las oficinas, las casas e incluso los castillos impresos en 3D. A la mezcla de posibilidades se añade una nueva unidad de baño de prueba de concepto, que los científicos de Singapur fueron capaces de imprimir en 3D en su totalidad en un solo día.

imprimen en 3D un baño en un día construccion

La clave para la eficiencia del nuevo enfoque, que fue desarrollado por investigadores de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur, es una mezcla de concreto especialmente desarrollada, que incluye materiales respetuosos con el medio ambiente, tales como geopolímeros fabricados a partir de residuos de cenizas volantes. El hormigón permanece lo suficientemente acuoso como para ser distribuido correctamente a través de las mangueras y la boquilla de la impresora 3D, pero es capaz de endurecerse lo suficientemente rápido como para que la máquina pueda aplicar otra capa sobre él poco después.

Este delicado acto de equilibrio permitió a la impresora 3D del equipo extrudir las piezas del cuarto de baño, comenzando con una sola capa con un patrón en forma de W en el suelo, y luego añadiendo rápidamente capa por capa en la parte superior hasta que los elementos estructurales estuvieran completos.

Según los desarrolladores, este enfoque supone un ahorro de material y peso de hasta un 30 por ciento, y requiere aproximadamente la mitad del tiempo de construcción de los típicos baños prefabricados hechos con hormigón fundido. Este tipo de unidades de baño prefabricadas han sido comunes en Singapur desde 2014, cuando se convirtió en un requisito para ciertos proyectos de construcción que se construyeran fuera de las instalaciones para ahorrar mano de obra y tiempo.

El equipo imprimió dos baños prefabricados como parte del experimento de prueba de concepto, produciendo uno en nueve horas y otro ligeramente más grande en 12 horas. Una vez terminados, los azulejos y accesorios como el fregadero, el espejo, la ducha, el inodoro y los sistemas de desagüe se añaden en un período de unos cinco días. Desde allí, los sanitarios prefabricados más ligeros, baratos y respetuosos con el medio ambiente pueden ser transportados a la obra y trasplantados al edificio, lo que aporta una serie de ventajas.

“Al poder imprimir bajo demanda, las empresas pueden ahorrar en sus costes de inventario y de mano de obra, ya que no tienen que mantener tanto stock y sus trabajadores pueden ser redistribuidos para realizar tareas de mayor nivel”, afirma el profesor Tan Ming Jen, del Centro de Impresión en 3D de la NTU en Singapur. “Este enfoque mejora la seguridad en el lugar de trabajo, ya que los robots están construyendo el baño.”

Desde aquí, el equipo está trabajando para obtener la aprobación de las autoridades de construcción pertinentes para probar la tecnología, y también está buscando comercializarla a través de una empresa derivada.

Puedes ver como el baño impreso en 3D cobra vida en el video de abajo.

Enlace al proyecto.

 

Califique esto

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Shares