El MIT crea un robot para desenredar el pelo

El MIT crea un robot para desenredar el pelo

Hay algunas actividades de la vida diaria que muchos damos por sentadas, como poder desenredar y cepillar el pelo. Para las personas con discapacidades o limitaciones de movimiento, el simple acto de cepillarse el pelo suele ser algo que requiere la ayuda de otra persona. Investigadores del MIT han creado un robot capaz de ayudar a desenredar y cepillar el pelo.

El robot RoboWig tiene una cámara que le permite “ver” y evaluar el rizado del pelo para poder planificar un método de cepillado que ahorre tiempo. En las pruebas, RoboWig se utilizó para cepillar pelucas que iban de lisas a muy rizadas. El equipo señala que cada cabeza de cabello es diferente y que las estrategias de cepillado incorrectas pueden provocar una experiencia dolorosa para el usuario y dañar el cabello.

Los investigadores equiparon el robot con un cepillo de cerdas suaves con sensores acoplados a un brazo robótico. Los sensores permiten medir las fuerzas durante el cepillado y se combinan con algo llamado sistema de control de bucle cerrado. Ese sistema toma la información de una salida y actúa automáticamente sin ninguna interacción humana. El sistema permite al robot tener en cuenta la longitud de la carrera y el posible dolor causado al usuario, además de considerar el tiempo necesario para el cepillado.

Aunque todas las pruebas se han realizado hasta ahora con pelucas, el equipo espera poder experimentar con seres humanos. Uno de los objetivos de los futuros experimentos con humanos sería comprender mejor el rendimiento del robot con respecto a los niveles de dolor de cada usuario. El problema es que la tolerancia al dolor varía mucho entre los usuarios.

Aunque un robot para cepillar el pelo podría ayudar a las personas con movilidad limitada, el equipo también cree que robots similares tienen potencial para realizar otras tareas. La tecnología podría aplicarse al cepillado de fibras textiles o animales, por ejemplo.

Pin It on Pinterest

Shares