Los robots de bloques autónomos del MIT saltan, ruedan y se apilan a sí mismos Aún no hay puntuaciones.

Robots Autónomos del MIT para trabajar juntos

De todas las formas que los robots pueden tomar – humanoides, perros, peces, cocodrilos, serpientes, pájaros o brazos sin cuerpo – un cubo parece ser una elección bastante aburrida. Pero el nuevo enfoque del MIT sobre el bloque robótico es más inteligente de lo que parece. Estos simpáticos bots con forma de cubo pueden rodar y dar vueltas, reconocerse unos a otros y apilarse en cualquier forma que se necesite.

Desarrollados por el Laboratorio de Informática e Inteligencia Artificial (CSAIL) del MIT, los robots están fabricados con volantes en su interior que giran a 20.000 rpm. Cuando estos frenan repentinamente, el momento angular impulsa el bloque en esa dirección, dejándolo girar y voltearse.

Un solo bloque de bot no es muy útil, pero la idea es que pueden trabajar juntos para completar tareas más interesantes. Para ello, tienen imanes incrustados en cada borde y cara para permitir que se encajen, y tienen patrones únicos en cada cara para permitir que se reconozcan entre sí. El MIT los llama “M-Blocks”.

“M significa movimiento, imán y magia”, dice Daniela Rus, Directora de CSAIL. “Movimiento”, porque los cubos pueden moverse saltando. Magnet,’ porque los cubos pueden conectarse a otros cubos usando imanes, y una vez conectados pueden moverse juntos y conectarse para ensamblar estructuras. “Magia”, porque no vemos ninguna parte en movimiento, y el cubo parece ser impulsado por la magia.”

M-Blocks del MIT

Estos son en realidad la segunda iteración de M-Blocks. El diseño original, mostrado en 2013, se parecía mucho pero no era tan inteligente. Ahora, el equipo de CSAIL ha desarrollado algoritmos que les permiten trabajar juntos más eficazmente.

Los investigadores demostraron que el trabajo en equipo al tener un grupo autónomo de 16 M-Blocks cumple tareas como colocarse en una línea, seguir las flechas marcadas en otros bloques o moverse hacia una fuente de luz. Cuando se acercan lo suficiente, se encajan magnéticamente. Desde esa posición pueden incluso treparse unos encima de otros “lanzándose” hacia arriba. Una vez encima de otros bloques, pueden rodar por la línea, una cara a la vez.

Los M-Blocks fueron bastante eficaces en el logro de sus objetivos, con una tasa de éxito de aproximadamente el 90%. En el experimento de línea, por ejemplo, los bloques fueron programados para mirar a sus vecinos y averiguar si estaban conectados al punto correcto. Si no, rodarían en una dirección hasta llegar al final de la línea.

Mientras que estas pruebas sólo involucraron a 16 de los bloques, el equipo dice que la tecnología es escalable, con futuros enjambres que pueden llegar a ser de cientos, miles o incluso más.

“Lo único de nuestro enfoque es que es barato, robusto y potencialmente más fácil de escalar a un millón de módulos”, dice John Romanishin, autor líder del estudio. “M-Blocks puede moverse de una manera general. Otros sistemas robóticos tienen mecanismos de movimiento mucho más complicados que requieren muchos pasos, pero nuestro sistema es más escalable”.

Estos enjambres de bloques de robots también pueden hacer algo más que trucos de salón. El equipo dice que eventualmente podrían ser puestos a trabajar en la construcción de estructuras temporales como escaleras, para ayudar a la gente con inspecciones o respuesta a desastres. también podrían terminar en aplicaciones de manufactura, salud o juegos de azar.

La investigación se presentará en la Conferencia Internacional sobre Robots y Sistemas Inteligentes del IEEE en noviembre. Los M-Blocks se pueden ver en acción en el siguiente video.

Enlace al proyecto del MIT.

 

Califique esto

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Shares