La NASA y KULR están desarrollando baterías impresas en 3D en el espacio

KULR Technology Group, una empresa que fabrica tecnologías de gestión térmica de fibra de carbono de última generación para baterías y sistemas electrónicos, ha firmado un acuerdo de desarrollo de tecnología de doble uso con el Centro Marshall de Vuelos Espaciales (MSFC) de la NASA para desarrollar sistemas de baterías impresas en 3D para aplicaciones espaciales tripuladas y robóticas.

La empresa utilizará sus tecnologías de resistencia a la propagación pasiva (PPR) y de cortocircuito interno (ISC) para crear los sistemas de baterías impresas en 3D para la NASA. El objetivo es desarrollar un producto que pueda ser fabricado y desplegado con seguridad en el espacio. Los dispositivos también tendrán que cumplir con las normas de seguridad JSC 20793 Revisión D para ser utilizados en misiones espaciales tripuladas.

“La NASA emplea normas de garantía y seguridad muy rigurosas, especialmente para nuestras tecnologías clasificadas por el hombre”, dijo John Carr, Tecnólogo Jefe Adjunto de la NASA MSFC. “La solución de diseño de PPR de KULR para futuras misiones espaciales tripuladas y no tripuladas es ideal para el diseño masivo, la flexibilidad y el costo, mientras se mantiene este rigor de seguridad a través de riesgos de batería como la fuga térmica”.

El proyecto conjunto aprovechará la experiencia de KULR en el diseño y la fabricación de respaldos de baterías de PPR y los amplios conocimientos del Centro Marshall de Vuelos Espaciales sobre la fabricación de aditivos para aplicaciones espaciales. Juntos, los socios buscan alcanzar “el pináculo en sistemas seguros de energía de baterías fabricados en el espacio exterior”.

“A través de nuestra asociación con KULR, ahora tendremos la increíble capacidad de construir sistemas de baterías optimizados para el espacio en órbita”, añadió Brandon Lewis, Coordinador de Análisis del Programa de Cruce de Sistemas de Aterrizaje Humano. “Nos tomamos muy en serio la seguridad de nuestros astronautas. Las tecnologías de KULR nos permitirán construir paquetes de baterías más seguros que eviten la peligrosa propagación de la fuga térmica y protejan nuestros activos más valiosos”.

El proyecto de baterías impresas en 3D fue precedido por otra colaboración entre el KULR y la NASA: el año pasado, la NASA utilizó la solución PPR del KULR para transportar y almacenar baterías de iones de litio en la Estación Espacial Internacional (ISS). Sin embargo, la posibilidad de imprimir directamente en 3D los paquetes de baterías en el espacio podría ofrecer una serie de ventajas, incluyendo lanzamientos más rentables (el coste de los lanzamientos depende en gran medida del peso de las cargas útiles). El KULR también investigará la reparación y el mantenimiento de las baterías en el espacio.

“La posibilidad de reparar y reemplazar los paquetes de baterías en el espacio con piezas 3D impresas en el espacio es un completo cambio de juego”, concluyó el Dr. Timothy Knowles, Cofundador y Jefe de Tecnología de KULR. “La impresión en 3D del diseño de la batería PPR de KULR ayudará a reducir los costos asociados con el transporte de los paquetes de baterías para las próximas misiones Artemis, donde la NASA construirá elementos sostenibles en y alrededor de la Luna en preparación para una eventual misión humana a Marte”.

Pin It on Pinterest

Shares