La EPFL crea un robot nadador parecido a una anguila llamado AgnathaX

La EPFL crea un robot nadador parecido a una anguila llamado AgnathaX

Los investigadores del Laboratorio de Biorobótica de la Escuela de Ingeniería de la EPFL desarrollan robots basados en animales. Los robots permiten al equipo estudiar la neurociencia que hay detrás de la locomoción en los animales y comprender mejor cómo se mueven. El equipo ha creado un robot llamado AgnathaX que puede nadar en el agua como una anguila.

En la creación de AgnathaX también participaron investigadores de la Universidad de Tohoku (Japón), el Instituto Mines-Télécom Atlantique de Nantes (Francia) y la Universidad de Sherbrooke (Canadá). El objetivo del equipo era desarrollar un robot para examinar cómo el sistema nervioso procesa la información sensorial para producir un tipo específico de movimiento. El profesor Auke Ijspeert, jefe del laboratorio que estudia el robot, afirma que los mecanismos que producen la locomoción son muy difíciles de estudiar en los organismos vivos.

imagen que contiene hombre persona interior tab - La EPFL crea un robot nadador parecido a una anguila llamado AgnathaX

AgnathaX se basa en una lamprea, que es un pez primitivo parecido a una anguila. Se ha diseñado utilizando una serie de diez segmentos que reproducen los músculos del cuerpo de la criatura. Los diseñadores integraron sensores de fuerza en los laterales de los segmentos que imitan las células sensibles a la presión de la piel de la lamprea, lo que permite al robot detectar la fuerza del agua contra su cuerpo.

un circuito electronico descripcion generada auto - La EPFL crea un robot nadador parecido a una anguila llamado AgnathaX

Los modelos matemáticos investigados con el robot simulan diferentes componentes del sistema nervioso de la criatura. AgnathaX nada en una piscina equipada con un sistema de seguimiento del movimiento para los experimentos que permite al equipo medir su movimiento. Mientras el robot nadaba, el equipo pudo activar y desactivar selectivamente las entradas y salidas centrales y periféricas del sistema nervioso del robot a lo largo de cada segmento de su cuerpo.

Esta capacidad permite al equipo probar varias hipótesis sobre la neurociencia que controla la criatura viva en la que se basa el robot. Los científicos del proyecto afirman que sus pruebas han descubierto que tanto el sistema nervioso central como el periférico contribuyen a la locomoción de la lamprea. Las pruebas también descubrieron que los sensores de presión a lo largo del cuerpo y las interacciones de éste con el agua ayudan a proporcionar señales para generar y sincronizar la actividad muscular necesaria para la locomoción.

Pin It on Pinterest

Shares