Dr. Spot, El perro-robot está al servicio de la lucha contra el Covid-19

Permite a los médicos limitar el contacto físico con los pacientes con el virus.

El MIT y Boston Dynamics se unen para llevar la lucha contra el Covid-19 un paso más allá. Con el Dr. Spot, una versión medicalizada del pequeño perro robot de Boston Dynamics, el objetivo es limitar el contacto físico entre los pacientes del Covid-19 y los médicos.

El Dr. Spot protege a los médicos

Limitar la propagación del virus no es tan simple en un hospital. Muchos trabajadores de la salud se han infectado y algunos incluso han muerto a causa del Covid-19. Los médicos y las enfermeras deben medir regularmente los signos vitales de sus pacientes a fin de proporcionarles una atención adecuada. Estos encuentros periódicos facilitan la propagación del virus a pesar de las numerosas medidas de protección adoptadas por los profesionales de la salud.

En un intento de ir más allá y evitar en lo posible el contacto entre pacientes y médicos, una colaboración entre el MIT, el Brigham and Women’s Hospital y Boston Dynamics podría allanar el camino para nuevas soluciones. Los investigadores pueden obtener ahora mediciones vitales de sus pacientes sin poner en peligro directamente al personal sanitario de primera línea. Es el Dr. Spot quien entra en la habitación de los pacientes y se encarga de todo.

Los investigadores del MIT describen cómo desarrollaron y utilizaron el Dr. Spot, una versión personalizada del robot de cuatro patas de Boston Dynamics, para operar equipos de monitoreo sin contacto. El Dr. Spot está equipado con una tableta que permite a los médicos y enfermeras hablar casi “cara a cara” con el paciente mientras el robot realiza las pruebas.

Una solución robótica que podría extenderse a otros países

Esta solución de telemedicina no sólo reducirá el riesgo de exposición del personal médico, sino que también disminuirá considerablemente el uso de equipo de protección personal, como máscaras o batas. Por lo tanto, esto debería permitir colocar este equipo donde más se necesita. En abril pasado, Spot ya había logrado esta hazaña, de nuevo como prueba en el Hospital Brigham and Women’s. También patrulló un parque en Singapur para imponer el distanciamiento social.

Para ser completamente preciso, el Dr. Spot es capaz de medir simultáneamente los signos vitales, incluyendo la temperatura de la piel, el ritmo respiratorio, el ritmo cardíaco y la saturación de oxígeno en la sangre. Todos los parámetros necesarios para determinar la evolución del Covid-19 en un paciente. Por el momento el Dr. Spot sólo trabaja con pacientes voluntarios, antes de generalizarse tal vez en otros hospitales del país.

Pin It on Pinterest

Shares