Alex, el exoesqueleto que ayuda a los movimientos del brazo

Se llama Alex. Se trata de un exoesqueleto bilateral para el miembro superior, un dispositivo que envuelve los dos brazos del paciente con apoplejía, guiándolo en movimientos que reproducen, gracias a un sistema de realidad virtual, situaciones de la vida cotidiana.

La eficacia del exoesqueleto se evaluará durante un estudio clínico programado en el laboratorio de movimiento del Centro “S. Maria della Provvidenza” de Roma.

El estudio cuenta con el apoyo de Wearable Robotics, una joven empresa italiana fundada por iniciativa de algunos investigadores de la Scuola Superiore S. Anna de Pisa. Wearable Robotics, que creó Alex, se adjudicó la convocatoria de propuestas lanzada por Artes 4.0, el Centro de Competencia creado en el marco del proyecto Industria 4.0 para apoyar la investigación industrial y el desarrollo experimental de las tecnologías 4.0 (de la robótica a la realidad aumentada, de la digitalización de procesos a la ciberseguridad).

Durante el estudio clínico, los terapeutas e investigadores -liderados por Irene Aprile y Chiara Iacovelli, del Grupo de Rehabilitación Robótica y Tecnológica “Don Gnocchi”- tratarán de comprender cuánto más eficaces son los ejercicios bilaterales en el programa de rehabilitación, es decir, los que se realizan con ambas extremidades, como permite el dispositivo moderno, en comparación con los ejercicios realizados con la extremidad plélvica sola por un paciente con hemiparesia por accidente cerebrovascular.

“Gracias a los instrumentos que hoy en día son capaces de evaluar los procesos neurofisiológicos centrales -explica Irene Aprile- esperamos comprender hasta qué punto la conectividad cerebral cambia en el caso de los ejercicios mono o bilaterales, gracias a pacientes especialmente seleccionados con características muy homogéneas”.

Pin It on Pinterest

Shares