Una excelente Game Boy con Raspberry Pi

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin evaluar)
Loading...

Construye una replica de la Game Boy que sirve además de centro multimedia.

Ya hemos visto muchos proyectos de resurrección de consolas nuevas gracias a la Raspberry Pi, bueno pues hoy os traigo otra, así si tenéis pensado hacer algo parecido ya tenéis opciones variadas.

Este proyecto lo ha realizado un joven maker de 14 años llamado Rasmus Hauschild, y su proyecto se diferencia de otros en que le ha dotado de múltiples usos a su consola portátil. Y decimos multiples usos por que ademas de servir como una consola Game Boy, también puede ser utilizada como un centro multimedia, ya que también ha instalado Kodi y Raspbian en la Pi, pudiéndose conectar mediante HDMI a una televisión para poder navegar por Internet o ver películas.

consola-pi2

Rasmus diseño la la mayoría de los componentes de su sistema con 123D Design de Autodesk, y luego los imprimió en 3D con una impresora Ultimaker 2. En total, el trabajo de impresión le llevo unas 210 horas y mucho filamento.

La consola en sí se compone de una pantalla TFT de 3.5 “con una resolución de 480 x 320, una batería de Li-ion de 6000mAh recargable, dos altavoces MP3 sacados de una vieja Nintendo DS Lite, un regulador de volumen analógico sacados de un par de auriculares viejos, así como un controlador integrado con interruptores táctiles y un mando analógico.

La autonomía de la consola no esta nada mal, puedes usarla sin volverla a cargar durante cuatro o cinco horas aproximadamente, para envidia de otras consolas más modernas y comerciales. El control del hardware se hace a través de una Raspberry Pi mediante el sistema operativo Retropi, con lo que el maker ha conseguido emular juegos datados desde 1977 a 2003.

Para Rasmus, la parte mas difícil de todo el proyecto fue la relativa al mando de juego. Aunque al principio pensó en usar un Arduino al final se decidió por un Teensy 2.0 (clon de Arduino) para convertir los controles del gamepad a formato digital ya que a la Raspberry Pi parecía que le costaba responder con rapidez a las instrucciones analógicas. Tenéis el proyecto en Thingserve.

Close