Robot que escribe usando tu letra

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin evaluar)
Loading...

Robot Bond escribe bonitas cartas imitando tu escritura.

En estos tiempos cada vez es mas raro recibir una carta escrita a mano, en los tiempos del correo electrónico e Internet la verdad es que es algo a tener en cuenta que alguien coja un papel y un boli y te escriba una carta de las de antes, y la verdad es que cuando recibes esa carta te parece algo bonito (los bancos no escriben a mano tranquilos).
Por eso el servicio Bond se creo, se utiliza un robot con una pluma para escribir una nota “, escrita a mano” , que luego es enviado por correo a un destinatario de su elección.

Bond utiliza plumas buenas, tintas y papelería caras, que probablemente no te molestarías en comprar sólo para un uso ocasional. También aseguran que el texto se mantendrá constante y sin errores a lo largo de su mensaje, por lo que no tiene hay que preocuparse de faltas de ortografía,…

El procedimiento es el siguiente, los usuarios empiezan por una presentación de una muestra de escritura a mano en línea. El software de Bond la analiza para identificar cómo se forman cada letra del alfabeto, junto con cosas como la inclinación y la separación de la escritura.
A partir de ahí, cada vez que desee enviar a alguien especial una nota, usted elige una tarjeta en blanco de la página web de Bond para después enviar el texto que desea escribir, junto con el nombre y la dirección del destinatario. Uno de los once robots de la empresa entonces escribirá el texto en la tarjeta, que posteriormente será enviada por correo.

Si se desea y no te gusta tu letra puedes optar por un estilo de escritura. Entre los estilos que se ofrecen en la actualidad hay uno que imita la escritura a mano de Nikola Tesla.
En la versión beta actual del sistema, los usuarios tienen que pagar inicialmente 199 $ para que el robot aprenda su estilo de escritura. Las tarjetas cuestan sólo  2.99 $ cada una, o menos para las empresas que hagan grandes pedidos.

Video del proceso y su explicación:

Fuente: Bond y Fast Company

Close