¿Qué es un FabLab? Entrevista a Juan Carlos Pérez Juidias del FabLab de Sevilla

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin evaluar)
Loading...

Historia y funcionamiento del FabLab de la Universidad de Sevilla

Hace unos 20 años el Massachussets Institute of Technology (MIT) puso en funcionamiento un proyecto que se ha extendido por todo el planeta, un laboratorio de fabricación de ideas, el lugar en el que las ideas se convierten en realidad. En esta entrevista queremos que conozcáis qué es y que cosas se pueden hacer en estos laboratorios o FabLab.

Nos lo va a explicar Juan Carlos Pérez Juidias desde el Fab Lab de la Universidad de Sevilla.

fablabsevilla

Descubrearduino,: ¿Qué es, y de donde viene el concepto de Fab Lab?

Juan Carlos: Para resumir, un fablab es un sitio donde se puede hacer casi cualquier cosa. Y estamos más que acostumbrados a comprobar la certeza de la frase. Durante los años que hemos estado funcionando los proyectos y las ideas han ido materializándose de forma constante y asombrosa. Desde pequeñísimos circuitos hasta pabellones han salido por las puertas de nuestro fablab.

El término fablab proviene de “laboratorio fabuloso” y es el nombre que recibió el primer fablab en Boston, en el año 2001.

  • La idea de unir la fabricación y el diseño se le ocurrió en al MIT a finales de los 90 del siglo pasado, ¿nos puedes explicar brevemente el camino realizado desde entonces a lo que tenemos hoy en día?.

Brevemente es imposible, podemos decir que desde que se creó el primer fablab hasta hoy hay más de 500 fablabs registrados en el mundo, nosotros entramos en la red en 2011 y fuimos el número 63 y en España ya va por la veintena, siendo nosotros los terceros tras Barcelona y León. La red crece y crece. Ojalá algún día un fablab sea considerado al mismo nivel que una biblioteca.

fablabsevilla3

  • Vosotros ya lleváis desde el 2011 en funcionamiento, cuéntanos que tipo de gente viene a los Fab Lab, ¿son startups, gente con pequeños proyectos, creativos, diseñadores, informáticos…?

Al estar situados en la Escuela de Arquitectura, en el Campus de Reina Mercedes de la Universidad de Sevilla nuestros principales “clientes” son estudiantes de arquitectura, pero tenemos las puertas abiertas a todo el mundo respetando siempre los tres niveles: estudiantes, investigación, externos.

Así, son los trabajos académicos los que predominan. También los proyectos de investigación y la participación de nuestro fablab en todas las actividades culturales y divulgativas de la Universidad de Sevilla.

  • ¿Tenéis algún tipo de ayuda o asesoramiento para la gente que quiere crear algo pero no sabe como hacerlo o por donde empezar?

Es imprescindible para todo el mundo que quiera usar el fablab que pasen un curso de capacitación que realizamos cada dos semanas en el propio taller. A veces tenemos tres participantes y otras 150. Eso da igual, tenemos un patio amplio donde, si el tiempo nos respeta, nos encanta dar el curso.

Después tenemos una amplísima variedad de formación y siempre pensamos la forma de que crezca, aunque de lo que de verdad se enorgullece fablab es del fomento del conocimiento colaborativo.

Cuando alguien viene con una pregunta encuentra respuesta, ya sea de los técnicos o de los propios usuarios que en esos momentos se encuentren en el taller.

  • ¿Hay algún material mínimo o patrones para que un laboratorio como éste se pueda denominar FabLab? ¿Y con que cuenta en concreto vuestro FabLab?

El inventario de los fablabs está recogido en la web de la Fab Foundation, pero normalmente podemos decir que el equipamiento mínimo es una cortadora láser, una impresora 3d y una fresadora, aunque varía mucho dependiendo de la capacidad y el enfoque que le queramos dar a nuestro futuro fablab.

fablabsevilla2

  • Cuéntanos que es lo que tiene que hacer una persona que esté interesada en vuestro Fab Lab para pasarse por él y empezar a trabajar con vosotros.

Fácil, aunque las puertas están abiertas para todo el que quiera entrar, para ser usuario de pleno derecho deben pasar el curso de capacitación, ya sean externos, estudiantes o profesores. Con el curso se adquiere una magnitud de lo que el taller puede ofrecer y también sus límites.

No es un capricho tener que realizar este curso, a partir de su realización los nuevos usuarios cambian el concepto de lo que quieren y tienen mayor capacidad de diseño.

  • ¿Cual pensáis que es el futuro de este tipo de laboratorio de ideas y creaciones?

Pues siempre imaginamos que exista un fablab por cada barrio de cada ciudad importante, un sitio en el que al entrar compartas ideas y conocimiento, donde la tecnología no sea un muro insuperable. Podemos imaginar que existan fablabs al lado de las bibliotecas.

Ya solo nos queda desde Descubrearduino agradecer al FabLab de Sevilla y en concreto a Juan Carlos Pérez Juidias el haber accedido a realizar la entrevista y el tiempo que le hemos robado para ella. Aquí tenéis el enlace a la web del FabLab de Sevilla. (Fotos sacadas de dicha web)

Close