Emotiva historia gracias a la impresion 4D

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin evaluar)
Loading...

niño

“Hasta ahora, los bebés con traqueobroncomalacia severa tenían pocas oportunidades de sobrevivir”, así explicaba Gleen Grenn al defender el potencial de los dispositivos médicos impresos en 3D. Este investigador de la universidad de Michigan utilizo hace ya tres años la tecnología 4D, que se basa en dispositivos impresos con un material capaz de  adaptarse al crecimiento de pacientes. Esto fue muy importante ya que consiguió salvar la vida a Kaiba, Ian y Garret, que eran tres bebes que sufrían una enfermedad terminal e incurable llamada traqueobroncomalacia.

Esta enfermedad les provocaba un colapso en las vías respiratorias que les impedía respirar, y esto hacia que su esperanza de vida fuera mínima. Gracias a una prótesis impresa en 3D que rodea la tráquea y mantiene abierto el bronquio. Para imprimirlas se utilizó policaprolactona, un material biocompatible que se reabsorbe en dos o tres años. Ahora, sus cuerpos están reabsorbiendo las prótesis y los médicos (que han hecho un seguimiento severo durante estos años) confían en que se acabe de reabsorber y los pacientes puedan llevar una vida totalmente normal sin ningún efecto secundario.

ferula

Se diseñó una férula diferente para cada niño gracias a unas imágenes tomográficas. En apenas 36 horas, se tenían las piezas, de apenas 3 centímetros que salvarían la vida de los bebes, lo que la hace una tecnología rápida y efectiva.

Podéis ver la noticia entera aquí.

Close